No hay barreras para una mujer

que está dispuesta a luchar

 

Darling Yolany Córdova es de las que cree que para la mujer no hay barrera que valga si se está dispuesta a luchar por lo que quiere. Aunque toda su vida estuvo vinculada al cacao, durante algún tiempo se dedicó a manejar una mototaxi en su comunidad, El Bálsamo, Omoa, hasta que una casualidad la encaminó a convertirse en la productora que es hoy día.

“Yo soy una mujer que me encanta tener ideas creativas, estoy en varios grupos de mi comunidad, me gusta el futbol, me gusta que las mujeres se involucren en actividades positivas que nos ayudan a crecer y ser mejores personas” enfatiza.

Las Escuelas de Campo (ECAS) constituyen una metodología de capacitación interactiva que promueve la Asociación de productores de Cacao de Honduras (Aprocacaho), en el que participan productores de cacao y facilitadores propuestos por sus respectivas organizaciones. Darling es una de las facilitadoras.

Reconoce haber adquirido mucho conocimiento sobre prácticas agrícolas pues “siempre tomo notas, hago preguntas y leo folletos, con el fin de estar mejor preparada para compartir estas experiencias con los 12 productores que me han asignado”.

Con perseverancia y aplicación ha vencido muchos obstáculos, entre ellos el machismo, ya que la mayoría de hombres se resisten a que sea una mujer la responsable de impartir enseñanzas.“Pero allí estoy yo insistiendo, insistiendo, tal vez se les va quitando eso” puntualizó.

Desde pequeña, cuando tenía 7 u 8 años, sus abuelos le enseñaron a trabajar la tierra. Antes de morir, su abuelita le dijo “Darling cuida la tierra, porque la tierra es tu bendición”.
Aún resuenan en sus oídos las palabras de su abuelita cuando le decía: Subite al árbol y bájame aquella bellota de cacao, voy a hacer pinol. Mi deleite era mirar aquellas mazorcas de cacao en el patio y absorber la baba.
Sus hermanos se encargaban de recogerlas y jalarlas. Destaca que todo lo hacían de manera empírica, sin importar maltratar el árbol. Ahora que ya conoce de técnicas agrícolas les da un mejor manejo, y dice estar consciente de que se deben cuidar las plantas de cacao como se cuida a un niño.

Darling manifestó estar muy contenta, con su participación  en las ECAS, ya que su metodología le ha permitido cuidar mejor su finca y tener más tiempo disponible para sus hijos y para trámites personales.

Su sueño es transformarse en una productora exitosa y  cultivar con cacao las 5 manzanas de tierra que tiene en copropiedad con su madre, quien radica en los Estados Unidos de América.
Las capacitaciones constantes sobre la mejora en técnicas de cultivo se ven traducidas en una mayor productividad de sus fincas, en la obtención de  mejores ingresos y en prácticas amigables para el  medio ambiente.

Esta  productora de cacao opina que es muy importante pertenecer a una organización y, se muestra muy satisfecha de formar parte de la Cooperativa Agrícola de Cacaoteros de Honduras San Fernando Limitada (CACAOSAFER), ubicada en el municipio de Omoa, departamento de Cortés y con cobertura en la zona Atlántica de Honduras.

darlin1

Darling, facilitadora de las ECAS de APROCACAHO también espera convertirse en una exitosa productora de cacao.

 

darlin2

 

La cooperativa San Fernando, su actividad principal es la comercialización del cacao en baba y en grano seco.